January 29, 2023
Artículo Artículos de la Directora

Delincuencia, civismo y sociedad

  • November 24, 2022
  • 3 min read
Delincuencia, civismo y sociedad
Spread the love

 159 total views,  1 views today

Por Mercedes Castillo

Cada cierto tiempo surgen brotes delincuenciales en la sociedad que ponen en zozobra y en peligro la vida de los ciudadanos, alterando la paz y tranquilidad de las familias, empresas y de toda la nación.

Con frecuencia profesionales de la conducta, medios de comunicación y otros actores tratan de buscar las causas que genera la delincuencia e inseguridad pública y las consecuencias de las mismas.

No obstante, la violencia en todas sus formas no para, sigue castigando a transeúntes, negocios, familias e instituciones, dejando dolor, miedo y desesperanza.

Los ladrones escalan edificios, apartamentos, casas y violentan también otros tipos de propiedades, atemorizando, secuestrando y hasta matando a los dueños y familias.

Igualmente, nuestras calles, negocios,colmados y hasta cementerios e iglesias son objetos de los más variados crímenes, atropellos, atracos y abusos por parte de delincuentes que se transportan en motores y otros medios.

Este mal social, que vemos cada cuatro años en todos los gobiernos, se torna crítico, al parecer sin solución. Se apacigua, pero retorna con más virulencia.

Dentro de las posibles causas de la delincuencia e inseguridad pública se encuentran: los malos ejemplos desde el poder, desde el hogar, en escuelas, calles. En la falta de oportunidades para niños/as, adolescentes y jóvenes, ausencia de consecuencias por acciones indecorosas, poca fe en el presente y futuro del país, presiones del narcotráfico y de sectores de poder, la tradicional corrupción en la sociedad, la mala práctica de soltar a los presos por dichas causas, entre otros males.

Frente a todo eso, el gobierno trata de controlar la preocupante situación con acciones y medidas, no siempre logrando conseguir el objetivo. Realmente,tratan de tumbarle el pulso al presidente Luis Abinader. Es una lucha constante con dichos males y sus representantes.

Definitivamente, la erradicación de la delincuencia e inseguridad pública pasa por acciones y planes atinados, concretos y oportunos; una de las acciones gira alrededor de la ejecucion de un plan de educación cívica-moral en el seno de las familias, en las escuelas, trabajo, comunidades e iglesias .

En ese proceso los medios de comunicación deben jugar un papel informativo, de orientación y educación de primer orden en la sociedad. Es decir, contribuir a concienciar la sociedad de la importancia del respeto a los derechos humanos de los demás, a lo ajeno y el derecho de vivir en paz y en tranquilidad.

Sin dudas, la educación cívica es una herramienta que de seguro contribuirá a erradicar la delincuencia entre otras acciones muy concretas y oportunas. No basta aplicar sanciones judiciales, se requiere también concienciar a la ciudadanía. Enhorabuena.

Autor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *