June 25, 2022
Entrevistas Entrevistas Clásicas

Entrevista a Alexis Almonte

  • January 17, 2022
  • 11 min read
Entrevista a Alexis Almonte
Spread the love

 202 total views,  3 views today

Al veterano reportero de televisión, periodista Alexis Almonte

1.-Mercedes Castillo. Muchas  gracias colega Alexis Almonte por aceptar la entrevista para la revista digitalcivismomagazine.com .Alexis, ¿dónde naciste y  creciste?

Todo mi agradecimiento va para ti por tu fina atención y por tu tan generosa distinción con esta interesante entrevista, querida Mercedes.  Nací en Santo Domingo y mi niñez y adolescencia transcurrieron entre los ensanches Ozama y Luperón.

2.-¿Quiénes son tus padres?, ¿ tienes hermanos/as? ¿Cuántos?

Mis padres fueron Porfirio Almonte Echavarría y Angélica Reynoso Paniagua, ambos fallecidos. Somos ocho hermanos: Urania (o Tita, entre sus íntimos), yo y Rubén Darío (lo dijo así porque en ese orden nacimos). Somos los primeros hijos de mi papá y los únicos de mi mamá. Al separarse mamá no volvió a casarse, pese a que era una mujer joven y bonita. Decidió sacrificarse, criarnos sola y nunca quiso ponernos un padrastro. Recuerdo con emoción que una vez le pregunté el porqué de su actitud y me contestó: “porque un padrastro y una madrastra son siempre una lotería que casi siempre sale pelada”. Yo interpreté que ella no quería arriesgar nuestra felicidad con un padrastro que pudo ser opresivo y abusador, como suele ocurrir. Mis otros hermanos, todos muy queridos y de mucha valía como profesionales  destacados y excelentes personas, son Porfirito, Juan Alberto, Francelín, Abel y Roberto. En total siete hermanos y solo una hembra, mi hermana Tita, que fue la primera.

3.-¿A qué edad sentiste inclinación por el periodismo?

El periodismo, las letras, la literatura es parte de mi naturaleza vocacional.  Siendo pequeño confeccionaba en hojas de mascotas periódicos con el logo de El Caribe, donde ponía noticias del ámbito familiar y esas cosas. Luego, en el Colegio Episcopal San Andrés, donde cursé los estudios primarios e intermedio, cuando estaba en cuarto y en quinto –un niño, entonces-  ideamos un periódico que primero hacíamos a manos y luego en mimeógrafo, donde difundíamos las actividades del curso y el colegio. En conclusión, eso lo traía en mí desde pequeño.

4.-¿Cuándo te iniciaste en el periodismo y dónde estudiaste?

Mis primeros estudios fueron en el Instituto Dominicano de Periodismo (IDP), luego ingresé a la Escuela de Comunicación Social de la UASD y años después a la Universidad Central del Este (allí conocí a Siddy Roque, mi esposa, para entonces una dulce muchacha de 18 años).  Mis estudios periodísticos fueron muy dilatados, porque empecé a trabajar antes de concluir el pensum  y llegué a tener un tren de trabajo muy intenso que me impedían seguir estudiando. Por ejemplo, en los albores de los 80, cuando trabajaba en Radiotelevisión Dominicana, tuve que parar los estudios, pues se me asignó la fuente del Palacio Nacional y vivía viajando por todo el país. Fue en el gobierno del presidente Guzmán (EPD), cuya actividad en el interior era muy intensa. En cuanto tenía oportunidad reanudaba la carrera, pero después tenía que descontinuarla, pues durante gran parte de mi vida profesional  laboraba a la vez en dos lugares distintos, de modo que salía de uno para meterme en el otro. Eso ocurrió durante más de veinte años entre Color Visión y Radio Popular, luego salí de Popular para ingresar al periódico La Nación y así sucesivamente.

5.-¿En cuáles medios de comunicación has ejercido la profesión?

A excepción de la docencia, he ejercido esta carrera en todos los ámbitos: radio, televisión, prensa escrita, relaciones pública, revista, producción de programas de radio y televisión, etcétera. Entre mis lugares de trabajo puedo citarte a Color Visión; Radio Popular y La Nación, que fueron los últimos que ejercí en las respectivas áreas de la comunicación. O sea, la radio, televisión y periódicos.

6.-Cuál fue tu último empleo en los medios?

Como te expliqué, estuve durante veintidós años en Color Visión. Pero no es que esté retirado, porque sigo viviendo de este oficio. Vivo de esta profesión con mucha dignidad y orgullo, puesto que mi nombre nunca ha estado ligado a escándalos  ni controversias de ninguna índole y me satisface que –sin alardes y con humildad-  siento que disfruto del respeto de mis colegas, amigos, relacionados  y  de que muchos me ven como un referente ético.

7.-¿Cuántos años duraste como reportero y a qué te dedicas ahora?

Bueno, el  periodista es siempre periodista. Lo mismo que el médico, que lo es aunque no esté metido en el  hospital o el consultorio.  Excepto algunos que dejaron la carrera por otros oficios, a los que se dedicaron de manera esencial, el periodista siempre vive y está inmerso en las labores propias de  la profesión. Yo, por ejemplo, ya no estoy en las calles con un camarógrafo atrás, buscando y procesando noticias en la cotidianidad, pero mi sustento y el de mi familia procede de ese  único oficio que sé y en el que me consagré. Desde hace años participo de la producción de un programa de televisión,  una revista informativa que es Extra Visión, en Color Visión, pero también ofrezco, igual que mi esposa Siddy Roque, mis servicios profesionales a empresas e instituciones, casi todas del sector empresarial, con las que trabajo desde hace años. De manera que los siete días de las semanas  estoy en la estructuración de una nota informativa, un documental, una información para televisión o en la preparación de boletines informativos de esas instituciones o  empresas a las que sirvo, o bien recopilando las informaciones de fin de semana para la elaboración de los dos boletines que preparo y leo para Extra Visión los domingos. También ocurre a menudo que tengo que trabajar en el texto de una declaración equis sobre determinado tópico del acontecer nacional, y de ahí mismo la nota para la prensa. En ocasiones, por ejemplo, me encomiendan la redacción del discurso o determinada declaración que otros dan y que suelen salir en los periódicos o noticieros, naturalmente, sin mi nombre.

8.- ¿Cómo valoras el ejercicio del periodismo en la República Dominicana en estos momentos?

Lo valoro positivamente y siento admiración y respeto por el trabajo de los muchachos de la televisión y los periódicos. Me impresiona sobre todo el ejercicio de las muchachas. Admito que no todo es color de rosa, hay también deficiencias, pero no hay que estar sacrificándolos con críticas muchas veces hijas del resentimiento, algo muy propio especialmente entre los que somos periodistas de la vieja generación. Lo que hay que hacer es orientarlos y ayudarlos a superar sus fallas y ser cada vez mejores profesionales.

9.-  ¿Cuál es tu opinión sobre la formación académica de los egresados de las escuelas de periodismo del país?

Se habla de las deficiencias en la formación de los periodistas de las últimas generaciones pero, seamos justos, esas lagunas no son solas de las escuelas de periodismo, hoy por hoy abundan en todas las otras disciplinas profesionales, pues  son propias de las deficiencias de un sistema educativo que deja mucho que desear. Estimo que, en sentido general, aquí hay buenas academias con eficiente formación de comunicadores. Ahora bien, yo pienso que deberían mejorar aún más sus programas, sus pensums y hacer más énfasis en el entrenamiento de los futuros periodistas. En la instrucción de cómo elaborar una nota, profundizar en la elaboración de una buena información.

10.- ¿Cuáles aspectos de la profesión te preocupan en la actualidad?

Con la profesión periodística ocurre como en las demás disciplinas. Vivimos en un estadio histórico perdido, en que ha desaparecido  el idealismo y  el sueño por una vida mejor para todos. En el mundo de hoy ya no prevalecen los principios ni la mayoría de valores por los que antes luchábamos. Algo que me preocupa es la prevalecencia en algunos ámbitos de fallas de naturaleza ética entre algunos comunicadores.

11.-¿ Qué opinión tiene  del CDP y del sindicato?

Son las entidades que agrupan nuestra clase. Son como nuestra casa y todos les debemos lealtad y amor. Es compromiso ineludible de todo periodista contribuir con  la fortaleza del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP). Los periodistas dominicanos hemos tenido la suerte de tener como dirigentes a gente como tú, distinguiéndose por la lucha incesante a favor del comunicador en todos los órdenes. Estoy esperanzado de la gestión que inicia el querido profesor Adriano de la Cruz, por su capacidad e idoneidad y porque sé que continuará con ese esfuerzo admirable que han seguido dirigentes de tu valía.

12.-¿Háblanos de tu familia, que significa para ti?

El capítulo màs luminoso de mi vida se inscribe a partir del 11 de diciembre de 1987. En unos días se cumplirán 30 años de mi unión con Siddy Roque, para la germinación de una hermosa familia de la que me enorgullezco y con la que me siento premiado por Dios. Somos una familia de periodistas y nuestros hijos Hamlet y Austrid  Almonte Roque son patrimonios de mucho valor y significación.

17.-Cuéntanos algunas anécdotas y  vivencias periodísticas.

Como sabrás, casi cuarenta años de ejercicio profesional debe ser una cantera enorme de abundantes vivencias. Ahora mismo citaré una que creo interesante. En mis primeros años de ejercicio, trabajando en Radiotelevisión Dominicana y cubriendo la fuente del Palacio Nacional eran habituales las entrevistas al presidente Guzmán –que en paz descanse- en cada una de sus actividades públicas  Yo era entonces el muchacho  contestatario  de la juventud de la época, con mucho idealismo  romántico  en la cabeza. Mis preguntas al presidente solían ser duras, fuertes y en una ocasión, tras la tanda de preguntas en una actividad en Padre las Casas, estábamos en el furgón amueblado que le servía de habitación ambulante en sus actividades en el interior,  saludando y conversando con el mandatario, como a veces ocurría tras las ruedas de prensas  en los viajes al interior. El director de Prensa e Información de la Presidencia, doctor J. A. Bruno Pimentel (EPD), lucía incómodo con mi pregunta de ese día (recuerdo como, colocado al lado del presidente mientras hablaba- me había clavado los ojos, con cara de poco amigo). Yo estaba en el grupo de periodistas de la fuente,  frente a don Antonio, con quien hablábamos animadamente. El lucía animado y risueño con  una de las ocurrencias del periodista  Joaquín Suero o El Pecao (que en paz descanse), del periódico El Nacional, que era muy bromista y ocurrente. Es ahí cuando  Bruno interrumpe para espetarme frente  al presidente: “a ti a veces se te olvidas donde trabajas. Parece que no sabes o se te olvidas que eres empleado de la emisora y el canal oficial”. Todos, incluyendo a don Antonio Guzmán, nos sorprendimos –yo mucho más, que no sabía dónde meter la cara- Pero en eso, el presidente tiene una salida como para echar agua al vino, como se dice, o subsanar la cosa. Me mira, sonríe y en son de broma dice: “No te preocupes, es que el doctor aquí (señalando a Bruno por atrás como su dedo índice) es de la vieja guardia, de la escuela del Jefe”. Y todo se diluyó entre la risotada de todos, incluso del propio vocero de la Presidencia de la República.

FOTO 1

Alexis Almonte junto a su familia. Su esposa Siddy Roque y sus hijos Hamlet y Austrid Almonte Roque.

FOTO2

Alexis Almonte en la redacción de Radio Popular en el año 1986. A su lado, otro veterano del periodismo: Carlos Nina Gómez.

FOTO3

Alexis Almonte mientras presentaba su ponencia titulada “Juegos Ilegales y Medios de Comunicación Social”, en el Auditorio del Banco Central en junio de 1984.

FOTO 4

1985 Nuestro entrevistado y su novia de entonces, Siddy Roque, que era estudiante de comunicación social en la Universidad Central del Este (UCE).

Autor

Leave a Reply

Your email address will not be published.